SUBIDA NOCTURNA AL CERRO DE SAN CRISTOBAL por Alfonso Piñero

El sábado 29 de Agosto, un grupo de compañeros nos desplazamos a la Sierra de Aracena para realizar la subida al Cerro de San Cristobal. La primera incidencia que tuvimos fue el permanecer parados  en la carretera cerca de Aracena debido a que en ese momento se celebraba la romería de Valdezufre. Durante los veinte minutos que estuvimos parados pudimos comprobar que muchos de los peregrinos parecían más devotos del dios Baco que de la Virgen de la Palma, a juzgar por los cubatas que llevaban en sus manos .

blog-nocturna-cerro-san-cristobal-01.jpg

Ya en Almonater la Real comenzamos la subida a las 9.15, todavía con luz natural , pero cuando comenzamos a caminar por la senda empedrada que discurre junto al casi seco Arroyo de las Cañas tuvimos que ponernos los frontales y nos adentramos en los bosques de encinas, castaños y robles melojos que pueblan la zona. El aspecto del paisaje, visto a la luz reflejada de nuestos frontales, era un poco espectral y rogamos para que no se apareciera el fantasma del Cerro de San Cristobal del que hablan algunas leyendas. Ya arriba la luna llena hizo acto de presencia y pudimos caminar casi sin ayuda de frontales y linternas.


blog-nocturna-cerro-san-cristobal-05.jpg En el Mirador Norte (en realidad este) tuvimos una vista impresionante de las zonas adyacentes al cerro donde las aldeas de Los Romeros, Los Calabazares, Los Molares o Aguafría parecían luciérnagas. Allí tomamos nuestros bocadillos acariciados por una fresca brisa que hacía del lugar todavía más agradable.

blog-nocturna-cerro-san-cristobal-09.jpg

blog-nocturna-cerro-san-cristobal-20.jpg

Con cierto disgusto iniciamos la vuelta y descendimos por la empinada ladera este, que presentaba las dificultades de siempre, pero en este caso fueron mayores debido a que era de noche y había que estar muy atento para no resbalar. El resto fue un paseo agradable a la luz de la luna llena y a medida que nos acercábamos a Almonaster la Real el pueblo relucía como una joya dorada en la oscuridad del paisaje nocturno.

blog-nocturna-cerro-san-cristobal-10.jpg
Unos refrescos en una terraza pusieron fin a la excursión nocturna. LLegamos a Sevilla sobre las tres de la madrugada, más o menos como cuando se va de copas.

blog-nocturna-cerro-san-cristobal-11.jpg

Los comentarios están cerrados